prof-banano

Mi nombre es Javier Campuzano Yedra o Professor Banano, siempre fui deportista, sobre todo jugador de fútbol. Crecí con la idea de la competencia, de jugar todo el día en la calle y cuidándome de que no me hicieran nada, ya que de donde vengo (Cd. Nezahualcóyotl, Edo. de México) era o es un barrio difícil.

Comencé la capoeira cuando estaba por cumplir 17 años y terminaba mis estudios en la escuela Vocacional, así que tenía suficiente tiempo libre. Como muchos de mis compañeros, en ese momento tuve una gran influencia al ver la película Only The Strong.

Mi primera clase en LDM fue con Bibi por las mañanas y en ese entonces también entrenaba con el ahora CM Guerreiro de CDO. No pude comprender nada las primeras clases, era algo muy difícil de entender para mi cuerpo, así que comencé entrenando dos veces por semana y a los tres meses ya entrenaba todos los días y todo el día me la pasaba en la academia. Un día me dijo mi Mestre (Adolfo Flores Cigano): “Te voy a dar un trabajo. Como estás aquí todo el día e incluso más que yo, vas a ser el administrador del estudio”. Fue así como tuve mi primer trabajo de capoeira, me lo dio mi profesor con el derecho a entrenar lo que yo quisiera y el tiempo que quisiera… qué mejor que tu hobby te diera de comer.

Lo que siempre me ha gustado de LDM es que todo el tiempo hay cursos con otros profesores, clases de danza con coreógrafos importantes, clases de gimnasia, batucada, samba y en todo momento mis maestros incluyen a todo aquel que quiera participar. No necesitas utilizar uniforme blanco para entrenar y todo es muy libre a excepción de las rodas y cosas oficiales; así que para mí es increíble poder entrenar con quien más me guste sin necesidad de que fuera mi Mestre el que diera la clase. Es gracias a esto que he podido viajar y vivir de lo que más me gusta y en palabras de mi Mestre: “es difícil de entenderlo para las personas que practican otra profesión”

14595571_10154313873890379_996171067103573387_n

Longe do Mar nos ofrece posibilidades desde la creación del movimiento hasta el estilo, la música, la inclusión y sobre todo la humildad desde que va desde el Mestre hasta el alumno. Nadie te ve mal si tomas una clase en otro grupo o con otra persona, siempre se procura el apoyo en la comunidad y la implementación de ideas y eventos diferentes de capoeira sobre todo al experimentar más que al pegar porque queremos que la capoeira sea considerada como un arte más y que tenga cabida en cualquier escenario.

Tenemos la base de otro grupo de capoeira pero tenemos a la vez nuestro estilo como cualquier otro grupo. Somos un grupo de mexicanos con ansias de aprender de todos los estilos porque nosotros no hacemos capoeira somos capoeira y sí, #YoSoyLDM.

no replies

Leave your comment